Las apps móviles mexicanas están listas para romper fronteras

0

Ciudad de México, septiembre de 2021. De acuerdo a Rocket Lab, empresa de tecnología especializada en impulsar la adquisición exponencial de usuarios y su actividad en aplicaciones móviles, las apps mexicanas están fortaleciendo su dominio en el país y tienen un enorme potencial de crecimiento internacional. El 32 por ciento de las mil 500 apps más descargadas en México durante el primer trimestre de 2021 tienen sede nacional, de acuerdo a datos de AppsFlyer y App Annie.

El negocio de apps móviles en México está creciendo y, a la par, los desarrolladores, startups y empresas que le apuestan a las aplicaciones saben cómo tener éxito y podrían traspasar fronteras aprovechando dos tendencias:

1.- El consumo está creciendo a través de las aplicaciones, tan sólo en el primer trimestre de 2021, a nivel mundial los usuarios gastaron de 32 billones de dólares, mientras que en América Latina las apps sumaron ingresos de 635 millones de dólares en compras y suscripciones de aplicaciones móviles, según datos de AppsFlyer.

2.- Los inversionistas están interesados en aportar capital para las startups móviles: en el 2020 aportaron 73 mil millones de dólares, 27% más que el año anterior según Crunchbase.

Ante este escenario, internacionalizar una app es una oportunidad de negocio que las empresas mexicanas no deben dejar pasar, particularmente en verticales como e-commerce, delivery, finanzas, entretenimiento, productividad y educación. Por tal motivo, Rocket Lab da a conocer seis buenas prácticas para romper fronteras con éxito:

 

1.- Entender si tu modelo de negocio se adapta con el país o mercado al que te quieres dirigir

En primer lugar es necesario investigar el mercado al que nos queremos dirigir, por ejemplo: el latinoamericano. Es importante observar cuánto tiempo pasan los consumidores dentro de las apps, cómo la usan y conocer sus preferencias. Sin embargo, es primordial saber si la aplicación que quieres internacionalizar es capaz de ofrecer un valor a los usuarios de la región, a la empresa y al mercado, por lo que es importante elegir mercados internacionales adecuados para cada app.

2.- Incluir el idioma de los clientes objetivo

No basta con que la app esté en español, debe hablar en el español local. Si adaptamos el lenguaje de la app al de nuestro público objetivo, conseguiremos que se sientan más cómodos, ya que transmitiremos cercanía y confianza como marca; además de ser capaces de solucionar los problemas de los usuarios claramente y evitar la fuga de clientes potenciales que la borrarían si no logran una buena comunicación desde el inicio. Lo más importante al incluir el idioma del mercado potencial es la capacidad de poder adaptar la aplicación a la cultura local.

3.- Conocer a tus competidores

Se debe tener en cuenta si nuestra competencia actual está operando en el región a la que nos queremos expandir o no. Si no está operando, tu marca se diferenciará notablemente ante el mercado y los consumidores. Además, al tener nuevos o viejos competidores es aconsejable analizar sus estrategias para así mejorarlas y adecuarlas a nuestro modelo de negocio.

4.- Anunciar con anticipación el lanzamiento la aplicación

Despierta la curiosidad del usuario. Para ello, es necesario definir la propuesta exclusiva de la aplicación. Una vez que contemos con esta información se debe realizar un plan de marketing móvil lo más claro y sólido posible, pues esta planificación concretará la forma en la que se coordinarán todos sus canales de comunicación y difusión para impulsar dicho lanzamiento.

5.- Personalizar la aplicación

Analizar la experiencia del usuario es fundamental, después de ello es posible rediseñarla para ofrecer experiencias personalizadas en la app que se adapten al comportamiento de cada usuario. Asimismo es posible personalizar los elementos visuales y los mensajes in-app para crear una experiencia aún más atractiva. También es importante que la estética, iconos, colores, funciones, precios y métodos de pago sean adecuados para el nuevo mercado al que se están dirigiendo.

6.- Hacer pruebas de la aplicación antes y después del lanzamiento

Las pruebas consisten en someter la aplicación a distintos tests para determinar su comportamiento bajo diferentes circunstancias y confirmar si la aplicación funciona como se espera tomando en cuenta el nivel de respuesta, velocidad, recursos utilizados dentro de la app, escalabilidad y estabilidad, entre otros.

En caso de detectar posibles fallas es posible determinar el desempeño general del sistema y localizar dónde están los problemas, ya sea en el sistema operativo, base de datos, software o hardware, y con ello hacer modificaciones para mejorar la experiencia de los usuarios.

 “En definitiva, el uso de las apps cambió la dinámica del mercado global para siempre, incluyendo el ecosistema móvil. Es un excelente momento para que las empresas mexicanas se expandan a mercados internacionales con el fin de que las marcas, sus productos y servicios tengan un alcance global y obtengan nuevos usuarios de gran valor”, señaló Juan Echavarria Coll, CEO y co-fundador. Rocket Lab.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.