Tratamientos para la fertilidad, una realidad

Horacio Ortega Clavero, director del Centro de Fertilidad del Prado

0

Tijuana, BC, 20 de septiembre. “Hay diversas opciones en cuanto a tratamientos de pareja contra la infertilidad, pero de manera general se podrían dividir en dos grandes grupos: el primero de ellos comprende los tratamientos médicos; y por otra parte están los tratamientos quirúrgicos”, detalló a manera de introducción Horacio Ortega Clavero, director del Centro de Fertilidad del Prado.

 

En este orden de ideas, el especialista agregó que los tratamientos quirúrgicos son aquéllos que están encaminados a retirar ciertas lesiones dentro de la cavidad uterina, y esto se puede realizar mediante histeroscopía, que es un procedimiento en el cual se introduce un lente el cual está conectado a una pequeña cámara y de esta manera se pueden retirar formaciones que alteran la parte interna, como miomas, pólipos y cicatrizaciones, entre otros. Ortega Clavero también habló acerca de la laparoscopía, que consiste también en la introducción de un lente conectado a una cámara que se introduce a través de una incisión en el ombligo  para lograr la visualización la pelvis, de trompas de Falopio  y ovarios; y así tratar lesiones tales como alteraciones en trompas, endometriosis, tumores ováricos y una alteración en trompas llamada hidrosalpinx (líquido en las trompas).

 

“En cuanto a los tratamientos médicos tenemos la inducción de la ovulación, la inseminación artificial, la fertilización in vitro y algunos derivados de esta última como es el ICSI (inyección del esperma al óvulo) para casos complejos de factor masculino. Todos estos procedimientos se realizan aquí en Centro de Fertilidad del Prado, desde hace 20 años”, señaló Dr. Horacio Ortega Clavero.

 

Como dato adicional, reveló que la responsabilidad en las causas de los casos de infertilidad recae en un 60% en la mujer y en un aproximado 40% en el varón; aunque en la actualidad, las nuevas formas de vida, los escasos hábitos de descanso y el estrés acumulado han afectado sobre todo a las mujeres; quienes van posponiendo su maternidad y eso reduce además las posibilidades de lograr un embarazo. Asimismo, comento que la fertilidad en la mujer empieza a mermar significativamente después de los 35 años de edad.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.